Marta Cureses repasa la obra de Bonnín de Góngora en su nuevo libro

Ya ha visto la luz el nuevo libro de Marta Cureses “Premio <<Jaén>>: Nuevos caminos del arte y la ciencia” en el que habla de la importancia de estos premios a lo largo de su trayectoria y realiza un minucioso retrato de la obra de Josué Bonnín de Góngora, centrándose a lo largo de más de 70 páginas de estudio, no solo en sus composiciones anteriores y las que están por llegar, sino en el estudio de su composición “Fantasía Jiennense”, obra obligada para el concurso de 2017, que cumplía la edición número 59ª del certamen. De ella destaca:

“Es importante señalar que se trata de la única partitura de las surgidas a partir de propuestas procedentes del folklore de Jaén, en la que se han conservado los temas y expresividad de cada melodía original, lo que no deja de ser una circunstancia excepcional en la historia del Premio.”

En cuanto a su estilo como compositor, Cureses afirma que:

“[…]la posición que adopta Josué Bonnín de Góngora frente a la composición, que es una postura fundamentalmente filosófica y que, difícilmente puede adscribirse a una estética determinada. Su música -como él mismo- se mueve en una línea de pensamiento que transita por caminos en los que raramente se cruza con otros compositores. Es, en todo caso, una línea estable y consolidada en el tiempo, que convive en medio de otras muchas.”

Marta Cureses habla también de una obra colosal que está a punto de ser editada y en la que, Bonnín de Góngora, ha musicalizado uno de los poemarios más brillantes de nuestra poesía: “Poeta en Nueva York”, de Federico García Lorca. En este sentido comenta:

“La música de Bonnín de Góngora encaja en esta concepción cósmica del amor que estalla en los poemas de Federico, y que, en ambos, se combina con una postura forzada a hacer frente a todas las pruebas hostiles que la vida arroja a su paso.”

 

 

“[…] se trata de un proyecto de dimensiones inéditas, hasta ahora, en el catálogo de Josué Bonnín, penumbra no absoluta, y sí hueco de reflexión profunda pues, aunque en todas las piezas que componen este conjunto inmenso, la expresividad sonora es directa, se percibe un espacio de meditación que delimita lectura y escritura musical como lugares contiguos, pero autónomos.”

Marta Cureses de la Vega es Doctora en Geografía e Historia, Licenciada en Filología Anglogermánica y posee el Título Profesional en Piano por el Conservatorio de Valladolid.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies